Creyeron que buscaban a un chico desaparecido pero salió a la luz un caso tremendo en 25 de Mayo.

Durante la madrugada de este jueves un hombre denunció en la Comisaría Décima que su sobrino había desaparecido de su hogar, en 25 de Mayo. Según contó a los efectivos, llegó de trabajar cerca de la medianoche, no vio al muchacho en la vivienda, esperó unas horas y, como no llegó, decidió hacer la exposición policial.

De inmediato, los efectivos activaron el protocolo de búsqueda y comenzaron con los rastrillajes para tratar de dar con el paradero del jovencito. La denuncia se hizo sobre las 3 y, desde ese momento, los pesquisas empezaron por los domicilios de los familiares cercanos del chico. Afortunadamente, fue hallado rápidamente. Se encontraba en la casa de su madre y su padrastro, en 9 de Julio.

Sin embargo, a raíz de esta desaparición, salió a la luz un terrible caso de abuso. Es que el adolescente había decidido irse a vivir con su tío porque no aguantaba más la convivencia con su padrastro. ¿Por qué? Porque un día se sinceró con su tío y le contó que la pareja de su madre había abusado de él, en reiteradas ocasiones.

Debido a esto, el tío le propuso que se fuera a vivir a su domicilio, en 25 de Mayo. El muchacho no dudó en aceptar esa propuesta y se fue a la vivienda del tío. No solamente lo convenció de cambiar de hogar, sino también de radicar una denuncia en contra de su padrastro por los presuntos abusos. Lo denunció y al caso ya lo investiga el ANIVI.

Por este tema es que se desató también una puja entre el tío y la madre ya que, según fuentes policiales, la madre del chico cree que su pareja no realizó esos abusos y, por lo tanto, es inocente. Mientras que el tío considera que lo que contó su sobrino es verídico. Tal como afirmaron los pesquisas, la madre enojada fue hasta la casa del tío -en la madrugada del jueves-, aprovechó que el hombre estaba en su lugar de trabajo y se llevó a su hijo a su casa.

Comentarios