El sacrificio de hoy es la comodidad de mañana.

Por la calle Roque Sáenz Peña a la altura de 12 de Octubre y club Amancay, en Alto de Sierra, el tránsito de todo tipo de transportes se convierte en un verdadero caos fundamentalmente en horario nocturno ya que la carencia de alumbrado público en el sector que va desde calle Urquiza hacia el Este no permite la correcta visibilidad. Si algún ciclista o motociclista se aventura a circular sin chaleco refractario, podría ser atropellado.
El caos se produce porque se circula sólo por media calzada, dado que desde que comenzaron las obras de instalación de redes de cloacas y de gas natural
respectivamente, se tuvo que hacer las aberturas de zanjas tomando gran parte del asfalto casi la mitad del mismo.
El efecto que produce esto es una incomodidad para los vecinos de calle libertador, desde 12 de Octubre hasta Urquiza, muchos deben caminar gran distancia hasta sus domicilios después de agotadoras jornadas laborales.

La obra magnífica de colocación de las cañerías continúan en acción allí por calle Libertador y aseguran que deben hacerlo hasta 9 de Julio, departamento vecino. Una vez terminada la obra, sólo se cierra con tierra provisoriamente y el re asfalto deberá esperar. Dentro de aproximadamente dos años podrán usar el servicio de cloacas. Pero lo positivo es que tendrán las tan ansiadas obras reclamadas durante años.

Comentarios