La titular del FMI exhortó a Alberto Fernández a “reducir la deuda a un nivel sostenible” y advirtió por el gasto

La directora del FMIKristalina Georgieva, ratificó que ese organismo está “muy abierto” para iniciar negociaciones con el futuro Gobierno de Alberto Fernández, a quien sugirió “mantener las restricciones presupuestarias que existen” y, a la vez trabajar para reducir la pobreza.

“Queremos ver qué es lo que está pensando el nuevo Gobierno“, dijo Georgieva a la agencia Bloomberg, en Berlín, Alemania.

“Reconocemos que la pobreza creció en la Argentina. Entonces, cualquier plan que pongan en marcha tiene que tener en cuenta el impacto en la población más vulnerable. Esperamos ver más atención en protección social y ya estamos hablando con nuestros colegas del Banco Mundial y del BID para que apoyen esta clase de planes”, señaló la directiva.

Y añadió que el presidente electro Alberto Fernández tendrá que “encontrar la forma de mantener las restricciones presupuestarias que existen. Para eso necesitan continuar trabajando y ver dónde el gasto público no está dando resultados valiosos para el país”.

“Obviamente, cada país debe hacer eso por su cuenta y ver atentamente qué políticas permiten destrabar inversiones y generar crecimiento”, agregó Georgieva.

La funcionaria del organismo internacional advirtió también sobre el peso de la deuda. “Tendrán que reducir la deuda a un nivel sostenible para que puedan regresar a los mercados”, dijo la reemplazante de Christine Lagarde como máxima autoridad del Fondo, y añadió: “Esperaría que estén bastante dispuestos a discutir con el FMI cómo pueden hacerlo”.

El Gobierno electo planteó que renegociará la deuda con el FMI -que desembolsó unos U$S44.000 millones sobre un total estimado de U$S57.000 millones- y, a la vez, con los acreedores privados. Se discute, por estos momentos, de qué manera se encarará esa gestión y cuál será el rol del Fondo: si aceptará una propuesta a los bonistas sin quita (ganar tiempo de pago) o si, por el contrario, reclamará recortes de capital para asegurarse el repago como acreedor privilegiado.

Durante el último fin de semana, Fernández se refirió a este tema: “Estamos avanzando mucho más rápido de lo que piensan los medios”.

“Tampoco hay que salir corriendo, porque finalmente esto es una negociación. Cuando se negocia, se hace una estrategia para buscar las mejores oportunidades y el mejor momento para hacer las cosas”, enfatizó.

Comentarios