«Soy un milagro de DIOS» Con 15 años venció al CÁNCER

«Los primeros meses fueron un horror, desde enero que me internaron por primera vez, estuve sin saber el diagnóstico y tenía mucho dolor, después por estrés empecé a perder el pelo, incluso antes de las quimio, y ahí comenzó el tratamiento. En total estuve unos tres meses internada, en esa etapa y fueron muy duros, pero gracias a mis padres pude superarlos, los premios días solo quería estar con ellos, no quería ver a nadie», detalló Lourdes.

«CUANDO SE ME CAYÓ EL PELO ESTUVE EN DEPRESIÓN, DESPUÉS DE MI PRIMER QUIMIO TUVE UNA METÁSTASIS Y QUEDÉ EN TERAPIA INTEEMEDIA».

Hoy después de varios meses y una recuperación milagrosa Lourdes quiso contar sus historia para darle aliento a otros jóvenes que atraviesan está dura enfermedad.

Con 9 quimios y 45 sesiones de radioterapia, con mucho amor y mucha paciencia, la jovencita venció el cáncer y dijo: «A veces no quería que entrara ni mi novio, pero él salía por una puerta y entraba por otra, el apoyo de mis amigos fue muy importante, el proceso es muy duro pero cuando estás acompañado todo es más fácil. La primer quimio fue la peor, después no podía ni moverme, no toleraba ninguna comida, pero con el tiempo eso se fue pasando y hasta me mañoseaban con helado, yo no me sentía enferma y aunque a veces los médicos no me dejaban yo comía varias cosas». Acompañada por cada una de las personas que fueron parte de esta lucha, Lu contó que hoy su mayor miedo es que la enfermedad regrese.

«El que pierde la batalla es porque no la lucha, yo me veía fea y muchas veces tuve ganas de dejar de pelear, hoy puedo asegurar que todos juntos venimos el cáncer. La realidad es que tenía muchos amigos que se fueron quedaron en el camino, pero solo Dios sabe porque se alejaron de mi lado, quizás por impresión. Hoy celebro haber estado rodeada de grandes personas», Lourdes, con mucha felicidad, manifestó que ella jamás se dejó llevar por los terribles diagnósticos de los médicos, hoy no entiende de dónde sacó tantas fuerzas pero a pesar de que muchas veces le dijeron que no tenía grandes posibilidades de vivir, ella nunca dejó de pelear.

«LE REZABA MUCHO A DIOS, LE PEDÍA POR FAVOR QUE ME DEJARA VIVIR, CREO QUE ESA FUE LA CLAVE. A TODOS LOS QUE LE DA CÁNCER, LES DIGO QUE NO IMPORTA EL PRONÓSTICO QUE TENGAN, NUNCA PIERDAN LA FE».

LOURDES Y SU FUTURO DESPUÉS DE GANARLE AL CÁNCER

La jovencita relató que ahora sueña con ser oncólogo, que su sueño es ese, pero seguramente comenzará estudiando enfermería, por cuestiones económicas.

«Al principio me daba impresión todo, la sangre y esas cosas, pero con todo lo que pasé ya me acostumbré y me encantaría ayudar a salvar vidas», dijo Lourdes.

LA SOLIDARIDAD TAMBIÉN SALVÓ SU VIDA

La hermana mayor de Lourdes detalló que durante los meses que la jovencita luchó contra esta dura enfermedad tuvieron que realizar 4 bingos y así es como pudo solventar muchos gastos. «A pesar que los médicos dijeron que por tener un cáncer de grado 5, era muy difícil salir, nosotros hicimos todo lo que se podía para que ella lo logrará», contó Cintia.

«La gente ayudó mucho, se sumaron a todos los bingos, el intendente de Santa Lucía colaboró con todo lo que podía y desde Fundame me dieron la peluca que es súper parecida al pelo que yo tenía, ellos también pusieron su granito de arena», expresó Lourdes.

Antes de hacer un brindis, en pleno día sanjuanino, Lourdes dijo:

«YO SOY UN MILAGRO DE DIOS, ÉL ME SALVÓ Y PUEDO ESTAR EN MI CASA DISFRUTANDO DE UNA NUEVA VIDA».

Comentarios